Crónicas de eventos en Madrid

Crónica: Víctor Robi

En ocasiones, el destino es caprichoso y esto fue lo que le ocurrió a la banda que vamos a asistir hoy, ya que tuvo que pasar una década para que sus canciones tuvieran relevancia para el público general gracias a una conocida red social ¿Se corresponderá esta ascensión de fans con su directo?

Como siempre introducimos al grupo, son una banda de rock alternativo canadiense formada en Vancouver, Columbia Británica, en 2005. La banda está compuesta por Ryan Guldemond (guitarra y voz principal), Molly Guldemond (voz y teclado), Jasmin Parkin (voz y teclado), Ali Siadat (batería) y Mike Young (bajo). Han ganado reconocimiento por su estilo musical distintivo, que a menudo incluye armonías vocales intrincadas, letras inteligentes y melodías pegajosas. En esta visita nos vienen a presentar su último albúm Grief chapter.

Con un Vistalegre a la mitad, salen a toda energía para que no se escape nadie de allí tocando temas como Nobody escape o Arms tonite donde muestran uno de los puntos fuertes y son las dos voces secundarias que por momentos pasan a ser principales. Cerrando este fulgurante comienzo con Hayloft II.

En los siguientes canciones, el cantante remarcaría los temas de ser quien tú quieres y el auto quererse que harías las delicias del público adolescente allí presente, y es que el llegar mediante tik tok al gran público hace que la media de edad baje. Durante este tramo tocaron un popurrí de nuevo y viejo como fue The matrix, Back to life, Bit by bit o la melosa Sleep awake.

Hasta aquí, el concierto sin ser sobresaliente estaba siendo correcto, entonces el grupo decidió dar paso a una sesión acústico que cortó tanto el ritmo de la actuación como de algunas canciones que dejando su energía a un lado se vuelve anodinas. Para rematar hubo otro par de detalles que empañaron la actuación, el hacer un mix con los estribillos de Dirty Town/Neighbour/Wisdom o el dar al bajista un ukelele que en la mayoría de las canciones era un mero adorno.

Dejando atrás, el acústico volvieron a la guitarra para tocar sus hits Verbatim o Hayloft poniendo patas arriba Vistalegre. Para el bis nos reservarían a Grief chapter en acústico, en esta ocasión de manera acertada y el otro exitazo Burning Pile.

Fue una actuación con claros altibajos, el abuso excesivo de los momentos en acústico que lejos de crear un ambiente íntimo te sacan del ritmo del concierto, junto con partes totalmente planas desmerecen a una banda que creo que podría ofrecer una mejor actuación como así lo demuestran con sus grandes temas.