Conciertos Sound Isidro

Bala es un grupo que está dando mucho que hablar en la escena musical gallega. Con su segundo disco recién publicado “Lume” con una salvaje mezcla de grunge, rock y punk dando lugar a un potente sonido que no te dejará indiferente. Y todo esto realizado por dos componentes Violeta a la batería y Anxela a la guitarra y voces que estará el día 19 de mayo en el Sound Isidro compartiendo escenario con Afilador. Recién llegadas de una gira por Japón y Australia, hablamos con Anxela Baltar.

– Buenos días Anxela, acabáis de publicar recientemente vuestro segundo disco “Lume” y ahora mismo os encontráis de gira por Japón y Australia, ¿como surgió esta oportunidad?

La verdad es que tratamos de aprovechar todas las oportunidades que se nos presentan, y estas no iban a ser menos, por supuesto. Lo de Australia surgió tocando en el Monkey Week el pasado año: un promotor de allí que estaba de viaje en el festival nos vio tocar, le gustamos, y nos aseguró que nos llevaría. Al ver que la cosa iba en serio, nos propusimos también montar algo en Japón, y por suerte todo salió según lo previsto y pudimos unir los dos viajes.

– ¿Cómo está siendo la acogida del grupo por esos países?

En cada país, y en realidad en cada concierto, hemos vivido experiencias muy diferentes y especiales cada una de ellas. En Japón tocamos con grupos de estilos muy distintos, y fue muy curioso ver cómo el público se metía en nuestra música a pesar de ser seguramente algo nuevo e inesperado. En Australia dimos el doble de conciertos que en Japón y todos ellos en ambientes muy rockeros. Fue una pasada, especialmente el festival Cherry Rock de Melbourne, donde tocamos para un montón de gente y nos acogieron como si conociesen al grupo de toda la vida. Memorable.

– El nuevo disco es brutal, difícil de creer que con sólo una guitarra y una batería se consiga ese sonido tan potente…¿Cómo lleváis ese potente sonido al directo las dos solas?

Tratamos de ser fieles al sonido del disco en la medida de lo posible. Yo suelo tocar con dos amplificadores, y algunas veces hasta con tres. Uso los mismos pedales de efectos que usé en la grabación, y eso, junto con el volumen, es la clave. V ya tiene de por sí ese nervio y esa pegada que tanto la caracterizan, y en directo se viene más arriba aún.

Bala se está haciendo con un nombre en la escena musical Galicia, empezando ya a traspasar las fronteras ¿estáis satisfechas con la gran acogida que está teniendo el grupo?

Sin duda estamos viviendo un gran momento. Las primeras sorprendidas fuimos nosotras… es increíble comenzar un proyecto como este (por pura diversión) y ver que funciona, que la gente disfruta con lo que haces y que todo empieza a ir bien y a crecer. Pero a pesar de estar disfrutando la experiencia a tope, tenemos los pies muy en la tierra también y curramos mucho.

¿Tenéis pensado incluir en el futuro más instrumentos o queréis seguir en este formato de dúo?

La verdad es que ser un dúo tiene un montón de ventajas. Estamos muy cómodas así por muchos motivos, y no creo que metamos ningún instrumento más. De hecho, ser un dúo creo que es una de nuestras principales señas de identidad.

Últimamente Bala está siendo un habitual en festivales por Galicia y este año tocaréis en el prestigioso festival Resurrection Fest ¿qué supone para vosotras esta actuación?

Es un festival al que yo personalmente me siento muy vinculada. Acudí a la primera edición y desde entonces casi todos los años, viendo cómo no ha parado de crecer hasta ser el referente a nivel mundial que es hoy en día. Si me dicen hace unos años que acabaría tocando ahí, la verdad es que no me lo creería.

– ¿Cómo definiríais el estilo y el sonido de Bala?

La pregunta del millón. Todavía no hemos sido capaces de clasificarnos en un estilo, somos una mezcla de un montón de cosas: grunge, punk, rock sucio, algún toque de stoner o de metal,… El sonido es crudo, potente y macarra, o eso es lo que intentamos.

– ¿Vuestras principales influencias a la hora de componer?

Componemos rápido y de forma bastante fluida, sin pensar en nada y sin comernos demasiado la cabeza. No tratamos de parecernos a nadie, pero los grupos que nos gustan siempre están ahí e inevitablemente hay cosillas que pueden recordar a algunos de ellos, ¡salvando las distancias! Melvins, Nirvana, Black Sabbath, L7,… Por nombrar algunos.

– ¿Cómo os repartís las tareas de composición, alguna se encarga de las letras y otra de la música?

No tenemos un mecanismo fijo. Hacemos muchas cosas entre las dos en el local, pero a veces una viene con una idea o con un tema ya casi hecho en la cabeza, y a partir de ahí le explica a la otra lo que tiene en mente. Con las letras pasa un poco lo mismo: si una tiene clara una idea la escribe, si no intentamos hacerlo entre las dos. Normalmente cada una escribe la letra de la música que ha compuesto, pero hay excepciones. Hemos aprovechado momentos durante algunas giras para escribir letras entre las dos y también nos ha gustado mucho hacerlo así.

En vuestro primer trabajo “Human Flesh” cantabais en inglés, en cambio en “Lume” os decantáis más por el castellano, ¿a que se debió ese cambio? ¿ En qué idioma te sientes mejor cantando?

Queríamos experimentar. El primer disco lo hicimos muy rápido y fuimos un poco a lo fácil. Es muy típico empezar en inglés porque parece que todo suena bien. Pero para mí tiene mucha más personalidad cantar en castellano o en gallego. Me identifico más y me siento más cómoda gritando frases en esos idiomas, visualizo lo que estoy cantando, me lo creo más.

Define en pocas palabras cómo es un concierto de Bala.

Corto e intenso.

¿Vuestros discos de referencia?

Muchos, muchísimos, demasiados. Desde el Bleach de Nirvana hasta el Houdini de Melvins pasando por los Pixies, Rage Against the Machine, Fuzz, Metz,… Un montón de bandas y algunas muy distintas entre sí. Cientos.

– ¿Qué artista o grupos nuevos os tienen enganchados últimamente?

Metz ya no son tan nuevos, pero nos tienen muy locas a las dos. Yo ando muy a tope con King Gizzard & the Lizzard Wizard también, todo lo que sacan me mola.

– ¿La música es vuestro medio de vida o eso es algo difícil conseguir actualmente?

El grupo como tal no es nuestro único medio de vida, pero todo lo que hacemos en nuestro día a día está relacionado de un modo u otro con la música. Tal y como hemos hecho hasta ahora, no es algo que busquemos o que esté premeditado, pero si llega será genial. No es fácil, pero con dedicación y empeño pueden conseguirse muchas cosas.

Convence a alguien que no conoce a Bala a acudir al concierto del día 19 de mayo en el Wurlitzer.

Va a ser el primer concierto que demos en la península después de andar por el mundo adelante, y creo que será muy especial porque aún nos dura la emoción. Además en un festi como el Sound Isidro y acompañadas por los jefazos de Afilador, que nos flipan. ¿Se puede pedir más?