Crónica La Habitación Roja

Texto y fotos: Sergio García Lavilla

Concierto fin de gira del doble lanzamiento ‘Años Luz’ y ‘Años Luz II’ ambos del 2021 con apenas 6 meses de diferencia, de esta banda valenciana legendaria en el panorama Indie, con más de 25 años sobre el escenario, referente por saber conectar ese cambio generacional a través de unas melodías y letras muy cuidadas, que llegan al corazón.

Con la inconfundible voz de Jorge Martí y la guitarra exquisita de Pau Roca, escoltados por Marc al bajo y José Marco a la batería, tocaba despedirse de una larga gira, que dará paso a un descanso merecidamente ganado, para preparar el nuevo disco que verá la luz a mediados del año que viene.

La cita era en la Sala Paqui de la mano de Intromúsica y Ochoymedio, la misma tarde que inauguraban las luces en Madrid, por lo que acaban de empezar los Juegos del Hambre en Madrid (preparaos a los que vengáis el puente de diciembre). La apertura de puertas era a las 20:00, por lo que me acerqué pronto para poder coger buena posición para hacer alguna foto, al no tener foso es luego complicado moverse entre la gente.

La sala se va llenado lentamente de un público que ya vamos teniendo cierta edad, incluso alguno se trajo a sus hijos, seguidores de esta banda que nos lleva dando buenos temas desde hace mucho tiempo. Estos valencianos nacieron cuando el Indie se tenía que pelear con el furor Latino, Operaciones Triunfo y demás tendencias que no han aguantado el paso del tiempo, y ahora luchan contra el Auto tune y los grupos pogueros que, en muchos casos, tienen seguidores que lo único que valoran en poder pegarse con otros al ritmo de la música.

Puntuales, al ritmo de una intro de Elvis, con una luz roja monocromo, van entrando tranquilamente en el escenario para arrancar con El Día Internacional de los Amantes, un tema de su último disco Años Luz II y que es te hipnotiza tanto por los sintetizadores como por el tempo de la canción, perfecto comienzo para un viaje a través de la discografía de La Habitación Roja.

La sombría Taquicardia nos desvela, a través de un bajo muy presente y plomizo, la angustia por los tiempos que estamos viviendo, muy Joy Division y la angustia vital de Ian Curtis. Con Un Día Perfecto nos vamos al 2001, con un sonido más luminosos y con una batería que lleva el peso de la canción, cual desfile americano que hemos visto en tantas y tantas películas.

Primeros agradecimientos al público por haber asistido, aunque se les ve algo cansados de su gira por América Latina, sobre todo a Pau, bastante estático y muy preocupado por los pedales y afinamiento. Jorge en cambio se mueve y empatiza con el público en temas más presentes como Patria, Quiero, 1986, Hasta el Fin, No estuviste allí como en los más antiguos Cuando de Hablen de Mí (2003) y la más rockera Posidonia (2007).

El grupo ha pasado por varios estilos, experimentando siempre, pero bajo una línea de trabajo muy centrada en letras que llenan, de amor y desamor, con una visión a veces pesimista, pero mostrando un futuro con esperanza. Algunos los tildan de sosos y pesimistas, pero es el grupo con mejores letras que ha pasado por el indie nacional.

Con temas de todos sus LPs vamos llegando al final pre bises, no quedan sin tocar El Eje del Mal, Nuevos Románticos, Febrero, Voy a hacerte Recordar, para llegar al éxtasis con Indestructibles, uno de los mejores temas que se han escrito sobre como una relación se puede deteriorar con el paso del tiempo sin que se sepa que pasó…si tú y yo éramos tan felices……

Temas después de bises, pues un poco de viaje a través de las distintas etapas de la banda, agradeciendo en todo momento al publico de corazón el estar ahí durante toda su trayectoria.

Primero Cajas Tristes (2010) con punteo de guitarra sobre un melódico y melancólico estribillo, que deja un halo de esperanza después de tocar fondo solo que la esperanza de mejorar, en uno de los trabajos más introspectivos de la banda.

Sigue el homenaje a Madrid, que los vio por primera vez en la mítica sala Moloko (quedando con todos después del concierto para tomar una copa), con una oda a nuestra ciudad, a los amores perdidos, a los bares nocturno, con riff de guitarras y sintetizadores de batería muy característicos del álbum Memoria. Tras la más popera Taxi a Venus nos llega el turno de Scandinavia con su batería martilleando sobre el paso del tiempo y la espera de una voz que haga parar el reloj.

Tras despedirse hasta el 2024 que nos traerán el nuevo disco y bajando a darse un baño de masas, toca el tiempo de Ayer…no tengo palabras para este tema, solamente el que haya estado en una situación así sabrá entenderlo, y la vida, de alguna forma u otra acabará poniéndonos en esa situación, entonces…cobrará sentido.

Expectantes ante el nuevo trabajo de la banda…por muchos años más.

Pincha en el título del álbum para ver la galería completa: