conciertos Inverfest Circo Price

El teatro circo Price dio cita la noche del 12 al grupo valenciano La Habitación Roja. Su gira Sagrado Corazón les llevó al primer Inverfest del Price. En un ambiente acogedor y tranquilo de lo más circense fuimos testigos de un concierto in crecendo en el que los miembros de la banda demostraron que saben meterse al público en el bolsillo.
El público no fue tan numeroso como podría haber sido. Tal vez por el IVA cultural, que eleva a la estratosfera el precio de las entradas a eventos como este. Jorge Martí, vocalista, reivindicó esto y agradeció al público presente haber asistido. Dejando esto a un lado, fue una noche con muchas sorpresas y momentos emotivos. Tocaron temas como “24 de marzo”, “Si tú te vas”, “Febrero”, “Un día perfecto”, “Annapurna”, “Scandinavia”, “Posidonia” o “Taxi a Venus” tema con el cual Jorge se vino arriba.

Además se acordaron de sus grandes amigos de Supersubmarina, que siguen recuperándose de su accidente y les dedicaron “Nuevos tiempos”, su canción favorita del grupo y la cual versionaron por el 20 aniversario de LHR el año pasado. También tuvieron un gesto hacia sus paisanos valencianos y nos dedicaron “Tu piel se deja acariciar”.  Los chicos de La Habitación Roja demostraron que aparte de unos grandes artistas son unos profesionales como la copa de un pino. Supieron levantar a un público algo tímido al principio. También lidiaron con un pequeño problema de sonido que hubo de forma impecable. Jose Marco, batería, tocaba un ritmo mientras el resto de la banda daba palmas junto al público. Gajes del oficio, en sus más de 20 años de carrera habrán vivido situaciones peores seguro. Lo que sorprende, es que un grupo ya tan asentado como ellos siga implicándose tanto con sus fans. En pleno concierto, antes de tocar el tema más antiguo de los que sonaron (“Mi habitación”) anunciaron que una fan les había escrito para pedirle matrimonio a su novio. Localizaron a la pareja y se la iluminó con un foco. El resultado fue un “sí quiero”.

Después del concierto la banda recibió a sus fans firmando discos, camisetas y haciéndose fotos con ellos. Vamos, les faltó hacernos una paella a todos. En definitiva, con grupos tan comprometidos como ellos da gusto estar. La música cobra otro sentido, se transforma y vuelve a su estado más puro. Esperamos que vuelvan a visitarnos pronto.

Texto y fotos: Ana Cervera Domínguez