concierto Tosko en sala Penélope

La sala Penélope acogió con mucho ruido a Tosko que jugaba en casa presentando su último álbum “El viaje del alma” la pasada noche del 18 de mayo. Y no vino sólo, compartió escenario con Kano Sunsay, Juancho Marqués, Dakaneh y Dremen. Sin olvidarnos por supuesto de su buen amigo DJ Cot, en los platos durante el concierto.

La noche empezaba fuerte, y es que para calentar motores contamos con la presencia de Kilimanjahro Supernova quien con su ritmo ya nos fue transmitiendo muy buena vibra. La noche prometía y empezó cuando un Tosko que vino derrochando energía y lleno de ánimos pisó el escenario. Arrancó la noche con un potentísimo “Call the Shots”, y a partir de ahí todo fluyó solo y aunque cantase 26 temas más nos mantuvo con la misma intensidad hasta el final. El resultado fue un conciertazo de 10 en el que todos, incluido Tosko, bailamos, saltamos, cantamos y rugimos como fieras. Y es que como él dijo cantar “en casa” es todavía mayor responsabilidad, pues no puede fallar a los suyos. Desde luego no lo hizo. Sonaron temas de su nuevo álbum como: “Perdido en una red”, “Mundo gris” o “Hago mi camino”, o con temas anteriores como “Mi mundo”, “Gente real” o “Diaria es la mentira”. Además para “No me puedes faltar” contó con la voz de Kano Sunsay; “Cuando vuelva” y “Quiero vivir así” fueron de la mano de Juancho Marqués; “Código” y “Rise Up” junto a Dakaneh; y por último los chicos de Dremen nos trajeron “Frenético” y “Run away”.

La combinación de cada uno de estos artistas junto a Tosko fue explosiva. Irradiaban buen rollo, pasión por la música y saltaban chispas de complicidad. Y es que el artista es de lo más cercano con los suyos, no es de extrañar que durante el concierto sus fans se animaran a gritarle frases de apoyo y ánimo. Especialmente durante unas palabras que dedicó Tosko al colectivo artista y a lo duro que es hacerte camino en esos ámbitos, cuando no pudo contener las lágrimas y tuvo que tomarse un momento. Pero se recuperó y siguió a tope hasta el final, que culminó con un surfcrowding del artista.

Al acabar el concierto Tosko se quedó hablando con sus fans, firmando discos y camisetas y haciéndose fotos. Sin duda el rapero además de ser muy grande tiene un corazón enorme y esperamos con ganas su regreso a Madrid.

Texto y fotos: Ana Cervera Domínguez

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA: