17 diciembre La Riviera

Hace ya siete años y tres discos que Raúl Gutiérrez, más conocido como Rulo abandonó La fuga. Tras la friolera de dos años alejados de los escenarios, Rulo y La Contrabanda regresan con energías renovadas para hacer lo que mejor saben hacer: Rock´n Roll. La noche del sábado, 17 de diciembre, fué la fecha escogida para presentar su nuevo trabajo “El doble de tu mitad” en la sala La Riviera, donde colgaba el cartel de Sold out desde hacía tres meses. Un enorme corazón rojo situado en el centro superior del escenario palpita luces de neón de color rojo de manera intermitente, acompañado de un sonido que simula los latidos. Su ritmo aumenta poco a poco a la par que el de los corazones de los asistentes, ansiosos por ver a su ídolo. Finalmente la estructura cableada se detiene y permanece encendida durante toda la noche.

Una voz masculina advierte que el espectáculo va a comenzar: ‘Desde Reinosa , Cantabria : Rulo y la Contrabanda‘. Armado con una guitarra eléctrica Rulo hace su entrada en el escenario junto al resto de la banda y arrancan con “Tu alambre”, tema perteneciente a su último álbum, seguido de “Me gusta ”. Trás un rápido buenas noches Madrid, la banda continua con “Mi cenicienta” y “A solas” temas que los seguidores de la banda conocen de memoria y cantan a pleno pulmón. Acalorado, el ex vocalista de la fuga se deprende de su cazadora de cuero y habla de la subida del iva, la llegada al poder de Donald Trump, la muerte de Prince y la desaparición del ministerio de cultura. Razones más que suficientes por las que sentirnos “Objetos perdidos”, canción que interpreta a continuación.

Esta noche podéis hacer lo que queráis‘ asegura el cantante, ‘Incluso empezar esta canción’. Comienzan a sonar los primeros acordes de “Como Venecia sin agua”, una sus canciones más exitosas desde que comenzó su aventura en solitario. Una guitarra eléctrica marca el comienzo de “Me quedo contigo” que empalma con “Buscando el mar”. La banda vuelve atrás en el tiempo y toca con pasión “Majareta” (La fuga) , canción que consigue enloquecer por completo a la sala entera. El momento más meloso de la noche llega con “M” Y “Noviembre” la cual confiesa ser, su canción favorita de “El doble de tu mitad”

El cántabro abandona el escenario y toma el relevo Adolfo Garmendia (Fito) , también excomponente de la fuga y actual corista de Rulo y la Contrabanda , quien pone voz principal a “Mi vida contigo era un blues”. De vuelta en el escenario Rulo canta “Tranquilo por mi camino” y “Cabecita loca”, correspondiente al primer álbum del artista en solitario “ Señales de humo”. Seguidamente levanta un vaso de whiskey hasta los topes para realizar en nombre de las madres un brindis con el público,el cual que da paso a “La flor 2”. Una vez concluidas “Como a veces lo hice yo” y “Por verte sonreir”(La fuga) el cantante presenta a la banda , a quien agradece haber hecho de él, mejor músico y mejor persona.

La Riviera entera se conmueve al descubrir la sorpresa que esconde el concierto de esta noche. A pesar de no encontrarse entre sus planes , Rulo canta en acústico , sin el arropo de sus músicos “ La princesa del barrio” escrita para Laura , una chica en coma ya fallecida. Una vez que la banda ha vuelto, la emoción continua con “Heridas del Rock´n Roll” que llena la sala de una melancolía asfixiante. Sin previo aviso se lanzan con “P’aquí p’allá”, un auténtico himno para los amantes de la fuga que desencadena el frenesí entre la multitud. El escenario se queda vacío durante unos minutos , pero Rulo y la Contrabanda vuelven para poner fin a la noche con “No sé” y “32 escaleras”.

La fiereza y entrega del público no ha sido progresiva , estaba presente desde antes de empezar el concierto y lo ha estado largos minutos después de su conclusión. Totalmente embelesados por el sonido y el entusiasmo de este ya legendario cantante, abandonan poco a poco la sala.Una vez más el de Reinosa ha demostrado no necesitar de sus excompañeros para ofrecer un espectáculo increíble que la noche madrileña grabara en su memoria. Esa forma tan personal de cantar al amor que no empalaga y esas ganas de comerse el mundo que no han minado desde sus comienzos hasta ahora, convierten a Rulo en uno de los símbolos del Rock´n Roll español más transcendentes hasta la fecha.

Para quien quiera repetir , que seguramente no serán pocos y para quien se quedó sin la oportunidad de ver a este ídolo de masas por la rapidez con la que se vendieron todas las entradas, Rulo volverá a la capital el 23 de Marzo de 2017 para ofrecer otro espectáculo en el Barclaycard Center, o como el mismo dijo : ‘En el “Barcleis” ese o como se llame‘.

Texto: Mikel Venys Ezcurra