Crónicas de M.A.P.A.

Texto y fotos: Sergio García Lavilla

Concierto presentación del segundo LP de la banda madrileña de adopción ‘Pop Dreams’ que nos lleva hasta la sala El Sol junto con los aragoneses For Sale.

Con el inicio de la temporada de salas, estamos viendo una sobreoferta de conciertos de todos los estilos en todo tipo de recintos, con una oferta que prácticamente abarca los 7 días de la semana, con grandes grupos girando (tal vez intentado recuperar lo perdido en pandemia), lo que hace que los grupos menos conocidos se vean afectados al solaparse con auténticos grupos top, tanto nacionales como extranjeros (empiezan a venir los americanos más asiduamente).

A mí me gusta descubrir nuevos grupos que, por no tener la suficiente visibilidad en medios, prácticamente pasan inadvertidos y se mueven únicamente en entornos locales.

Aprovechando una semana tranquila decidí acercarme a la sala el Sol en modo ramdom a ver que ofrecía un grupo que apenas tenía reseñas en internet, pero que me enganchó con su sonido shoegaze.

La apertura de puertas era a las 21:00 sin apenas gente en la puerta, con ciertos problemas de acreditación (no estaba en la lista pese a estar confirmado), consigo que me dejen entrar a cubrir el concierto (no entiendo los grupos que no dejan entrar a prensa cuando no está Sold Out).

Con apenas 50 personas salen los teloneros For Sale, grupo aragonés creado en 1993 y que, tras dos décadas de silencio, regresó a los escenarios en 2019, para divertirse y sacar nuevo disco ‘Vida Extra’ que refleja lo que están viviendo con su vuelta a los escenarios. Temas como Se Equivocó, Señor Grisaceo, La Oferta, Siempre flotas tú, A pesar de ti nos ofrecen un pop sesentero mezclado con ritmos más indie noventeros, que basan sus composiciones en una base muy rítmica y estribillos corales muy guatequeros. Como anécdota, la cover de los Brincos ‘Mejor’ coreada por toda la sala, con un público que rondaba los 50, era un valor seguro.

Tocaba el turno del cuarteto con Ana y Pepe a las guitarras, un desconocido en el panorama indie, que me había pasado desapercibido con su primer disco.

El arranque iba a ser A Secret Love en la que ya muestran su mayor virtud, unas guitarras melódicas, percusión muy shoegaze, aderezado exquisitamente con la voz de Ana, que te recuerda a cantantes como Rachel Goswell (Slowdive) o Elisabeth Frazer (Cocteau Twins). Con temas como Sunday y Pop Dreams nos llevan a los sonidos más cercanos al sunshine pop de las Camera Obscura. Recorremos ampliamente su último trabajo con joyas como Someone, The Leader o la más pop Narrow Streets que transmite la luminosidad de unos primigenios Belle and Sebastian. Tampoco olvidamos temas de su primer LP, como es el caso de, Stay Dream Bombs, The best is yet to come que mantienen una parte mas Teenage Fan Club.

A modo de despedida, tras Winds of Change y la más jangle pop Flames que recuerda a los Byrds, se despiden con una cover, de una banda que les hubiese gustado ser según Ana; se trata de Teenage Kicks de los Undertones cerraron una velada que me sorprendió por el buen directo y por la cantidad de buenas canciones, sin bajar el nivel en ningún momento.

Gran descubrimiento que espero que lo sea también para el lector de esta reseña.

Pincha en el título del álbum para ver la galería completa: