Compartir
Crónicas conciertos

El pasado sábado 8 de abril tuvimos la suerte de disfrutar en la sala Joy Eslava de la presentación de Blue Sundays, el último trabajo del rapero madrileño Juancho Marqués. Con prácticamente todas las entradas vendidas, como ocurrió el sábado anterior en la sala Caracol, Juancho nos deleitó con nuevos y antiguos sonidos que a todos los asistentes motivaron y emocionaron.

El encuentro más que a un bolo, recordaba a una vieja reunión de amigos que disfrutan haciendo música, pues el escenario contó con la presencia de varios artistas reconocidos: el rapero Cheb Rubën, Tutto Vale, integrante de La Bohème, Lucas Marqués, David Ruiz y Alvar, del grupo la M.O.D.A con los que Juancho comparte un reciente y sonado tema, J. Dose, quién actúo como telonero del artista y cómo no, Sule B. segundo integrante del grupo con el que la mayoría de los asistentes conocimos a Juancho, Suite Soprano. Por ello, además de escuchar a Juancho interpretar nuevos temas con un mantra y un sonido fresco y con colaboradores hasta ahora inesperadas y para nada decepcionantes, también pudimos disfrutar de los temas de siempre, de la conexión que comparte con artistas como Cheb Rubën en canciones como ‘’Ahora Dime’’ o ‘’Triclinio’’ y de la energía que desprende el público al escuchar todos y cada uno de los temas de ‘’Domenica’’el último y brillante disco que Sule B y Juancho lanzaron como grupo hace dos años.

A lo largo de la noche y acompañado en todo momento por el soporte de los músicos George Kaplan y G. Fernández, Juancho alternó entre temas totalmente nuevos, como ‘’En privao’’ o ‘’Tu lado de la cama’’ versiones de clásicos como ‘’Creep’’ de Radiohead, melodías que recordaban a los primeros años de Suite Soprano y también un homenaje a la joven y recientemente fallecida Gata Cattana, con la que el rapero compartía una maravillosa canción llamada ‘’De la tierra’’.  Además, el concierto, tal y como el propio Juancho anunció en sus redes sociales, tuvo carácter benéfico. El artista publicó en su cuenta de twitter e Instagram un video acompañado de su sobrina Marta, una niña que sufre una enfermedad rara llamada Síndrome Prader-Willi. De los 12 euros que costaba la entrada, 1€ fue donado a la Asociación Prader-Willi, por lo que además de disfrutar de un emocionante directo, el público también colaboró con un fin benéfico.

Esta cita con una de las voces más reconocidas del panorama del rap español nos dejó muchas buenas sensaciones y unas ganas tremendas de repetir. Y es que, independientemente de las variaciones en su forma y su estilo, sabemos que ‘’Suite Soprano es para siempre’’.

Texto: Lucía Cantos Ruiz

Rate this post

Dejar una respuesta