conciertos metal madrid noviembre

23 noviembre 2019, 18:00h
Palacio Vistalegre
COMPRAR ENTRADAS

El 23 de noviembre la ciudad de Madrid será conquistada por el potente metal de tres grandes grupos, Amon Amarth, Arch Enemy y Hypocrisy, que descargarán su energía en un concierto que tendrá lugar en el Palacio Vistalegre.

Una de las fuerzas más respetadas y consistentes en la escena death metal melódica, los suecos Amon Amarth surgieron a principios de la década de 1990 con un sonido que infundió al death metal escandinavo tradicional de tierra quemada con la historia y la tradición vikinga. Rompieron la corriente principal en 2008 con el lanzamiento de su séptimo LP Crepúsculo del Dios del Trueno, que trazó tanto en casa como en el extranjero, allanando el camino para triunfos posteriores como Engañador de los Dioses (2013) y Berserker (2019).

Formado por el guitarrista Michael Amott (también de Spiritual Beggars) y su hermano Christopher (Armageddon), Arch Enemy adoptó un enfoque directo del death metal que recuerda a la Carcasa enterrada o de finales del período, mezclando pegajosos riffs metálicos de estilo clásico con ranuras aplastantes para un sonido intenso pero accesible. El grupo fue completado por el bajista y vocalista Johan Liiva (Carnage, Furbowl) y el baterista Daniel Erlandsson, lanzaron su álbum debut, Black Earth, en 1996. Para su segundo álbum, Stigmata de 1998, el bajista de Armageddon Martin Bengtsson tomó el relevo del vocalista Liiva, mientras que el baterista de Armageddon Peter Wildoer se incorporó a Erlandsson. A esto siguió una mayor rotación de personal, ya que Sharlee D’Angelo, bajista de Mercyful Fate reunion (también ex de Witchery and Dismember), se unió a los Burning Bridges de 1999, en los que también se presentó el regreso de Erlandsson. Salarios del Pecado desde 2001 encontró a Johan Liiva abandonando el puesto y fue reemplazado por Angela Gossow.

La banda sueca de death metal Hypocrisy fue formada por Peter Tägtgren en 1990 a su regreso a Suecia desde Florida, donde se había inspirado en la floreciente escena death metal de ese estado (bandas como Morbid Angel, Deicide, Death y Obituary). La primera maqueta de Hypocrisy fue grabada íntegramente por el propio Tägtgren; una vez que consiguió un contrato discográfico, reclutó a un grupo de Masse Broberg (voz), Jonas Österberg (guitarra), Mikael Hedlund (bajo) y Lars Szöke (batería), mientras que él mismo se instaló en la guitarra. Esta alineación publicó Penetralia en 1992, momento en el que Österberg abandonó el grupo. Obsculum Obscenum apareció en 1993, y Broberg también se marchó posteriormente, con Tägtgren asumiendo funciones vocales. Así, reconstituido como un trío de poder, la hipocresía comenzó a dar sus primeros pasos, grabando The Fourth Dimension (1994), Abducted (1996) y The Final Chapter (1997); mientras tanto, Tägtgren desarrolló una carrera alternativa como productor, trabajando con bandas como Dimmu Borgir, Immortal, y Dark Funeral. La hipocresía se disolvió oficialmente tras la publicación de The Final Chapter; sin embargo, el interés de los fans convenció a Tägtgren para que reconsiderara la ruptura, y a principios de 1999 se publicó un álbum en directo, Hypocrisy Destroys Wacken 1998, como precursor de lo que vendría. El nuevo álbum Hypocrisy le siguió poco después y Into the Abyss fue lanzado a mediados del 2000.